twitter facebook google+
Les pusieron una ley el año pasado que les obligaba a solicitar la factura hasta del café que se tomaran a media tarde y ellos respondieron pidiendo esas facturas a nombre del primer ministro
Lisboa
9 de mayo de 2014

Les pusieron una ley el año pasado que les obligaba a solicitar la factura hasta del café que se tomaran a media tarde -según el Gobierno, una medida para evitar el fraude fiscal-, y ellos respondieron pidiendo esas facturas a nombre del primer ministro, el conservador Pedro Passos Coelho. Ironía pura. Detrás de la iniciativa estaba la ‘Revolução Branca’, uno de los movimientos ciudadanos que surgió a raíz de los severos recortes (llamados ajustes o reformas) que puso en marcha Portugal tras su rescate económico (tramitado hace tres años por 78.000 millones y del que saldrá de manera “limpia” el próximo 17 de mayo).

La protesta del pueblo luso cruzó fronteras. Un ejemplo más de la sorna que caracteriza al país vecino a la hora de hacer público su malestar con respecto a las decisiones políticas. Y así continúan. Reclamando en la ‘rua’ que les devuelvan los derechos que les han sido arrebatados.

El pasado 25 de abril, cuando se cumplían 40 años de la Revolución de Los Claveles, los portugueses tomaron de nuevo la calle para expresar su rechazo a la Troika y exigir un cambio económico y social. Para reivindicar una nueva revuelta que sitúe al ciudadano en el centro de las necesidades y no en una esquina marginada donde incluso se le intente silenciar.

capitalismo1–25deabril0

Uno de los mensajes de la manifestación del 25 de abril. :: M.B.

El pueblo lo tiene claro. ¿Y los partidos políticos? El programa conservador de Passos Coelho se tambalea. De hecho, en las pasadas elecciones municipales (en septiembre de 2013), los votantes castigaron a su agrupación, el PSD (Partido Social Demócrata). Passos Coelho asumió la derrota y aseguró que los resultados respondían al “programa de severos ajustes” llevado a cabo.

Ante la delicada situación del PSD, la oposición –que ya vio éxitos en los comicios locales- busca recuperar su hueco en la calle a sabiendas de que los electores relacionan los continuos recortes con la política conservadora. De hecho, no han dudado en usar los ‘Valores de Abril’, los lemas de la revolución, para hacer campaña de cara a las elecciones europeas (que se celebran el 25 de mayo). Llamativas vallas con carteles del Partido Socialista (PS) en las que destaca el símbolo del 40º aniversario de la revolución adornan las ‘ruas’ lisboetas. Asimismo, en la manifestación del pasado 25 de abril los miembros de la coalición formada por el Partido Comunista y Los Verdes (CDU) lucieron chapas con claveles rojos.
Y parece que el marketing dará resultado. Las últimas encuestas publicadas por los rotativos lusos hablan de una importante subida tanto de los socialistas como del CDU.

No cabe duda de que el vecino luso está en pleno giro político.


Dejar un comentario:


Otras noticias
Uno de cada tres a los que se les ha reconocido el derecho no recibe ninguna prestación o servicio del Sistema de Atención a la Dependencia, según los datos que acaba de publicar la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales
El Hospital de Bonecas alberga también un museo que recorre la infancia de generaciones de dos siglos
Lo más:
mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar