twitter facebook google+
Más de dos millones de personas en España son parados de larga duración y la mayoría no tiene ayudas económicas. Salir de esta situación resulta complicado, sobre todo, para personas de mayor edad
28 de julio de 2016

Yolanda Zabaleta tiene 53 años y graves problemas de salud que afectan, principalmente, a su espalda. “He sido cocinera, incluso jefa de cocina de un centro de menores durante años, pero ahora ya no puedo”. Para tratar de buscar otro tipo de trabajo, se unió a personas de su barrio en su misma situación, en San Isidro (Madrid). “Prácticamente todos tenemos más de 50 años y ganas de trabajar. Hay perfiles de todo tipo, muchos de la construcción y la hostelería, pero también ingenieros”. Su objetivo era recorrer semanalmente las calles y periódicos en busca de ofertas laborales. “Los pocos jóvenes que teníamos, pronto encontraban trabajo, pero nosotros no. Los empresarios no quieren a gente con experiencia, ya no la valoran. Quieren pagar 400€ por 10 horas de trabajo”, asegura.

Yolanda Zabaleta

La presidenta de la Coordinadora, Yolanda Zabaleta

Lo cierto es que la idea de reunirse para buscar juntos trabajo, “y para contarnos los problemas”, surgió en otros lugares de Madrid y a principios de este año todos esos pequeños grupos se juntaron para crear una Coordinadora específica que pretendía aunar fuerzas: la Coordinadora de Desempleadxs y Precarixs de la Comunidad de Madrid. “No somos invisibles. Aunque ni sindicatos, que ya no existen en este país, ni políticos, nos hagan caso. Tenemos que luchar. Además, la edad está bajando y ahora ya con 45 años, el mercado tampoco te quiere”. De momento, en la agrupación sólo hay unas 50 personas. “Me da rabia. Envidio mucho a los vascos, allí sí que hay una lucha y una protección al desempleado. Pero aquí cuesta mucho, sobre todo con los jóvenes”, explica Yolanda.

Ella perdió su trabajo en 2013 y ahora no recibe ninguna ayuda, como la mayoría de los integrantes de la Coordinadora. “No hay verdaderas ayudas, la única que había, la quitaron. Yo llevo trabajando desde los 14 años y ahora, por desgracia, me mantiene mi hijo”.

Son muchas las personas con una realidad similar a la de Yolanda en España. Los últimos datos oficiales del INE apuntan que hay 2,071 millones parados de larga duración (460.330 sólo en la Comunidad Autónoma de Madrid). Estas cifras llevan manteniéndose durante los últimos cuatro años. “Muchos viven de la solidaridad de otros y nosotros somos gente normal. No queremos ser parásitos de la sociedad. Yo no”, añade.

La Coordinadora seguirá con sus acciones. Durante el verano tratarán de conseguir visibilidad y se manifestarán en lugares simbólicos de Madrid como Sol y Callao. “Pero en septiembre retomaremos las reuniones y yo seguiré ahí”, añade Yolanda, a quien se le inundan los ojos de lágrimas al recordar las últimas operaciones a las que ha tenido que someterse. “Casi no lo cuento”, asegura. “Pero sigo aquí, vengo a las entrevistas, voy a las manifestaciones porque hace falta que nos hagan caso”.

Para ella, el futuro está condicionado al reconocimiento de su discapacidad laboral. En poco tiempo pasará por un tribunal médico que habrá de decidir si sus problemas de salud se derivan de sus años de trabajo. “Pero aún así, yo no quiero una ‘paguita’ y ya está. Yo quiero trabajar, pero en algo que pueda”, concluye.


Dejar un comentario:


Lo más:
mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar