twitter facebook google+
Durante años, he podido comprobar que esa palabra que tan bien queda en titulares y declaraciones sigue siendo un mito en muchos lugares del mundo y por supuesto de nuestra España profunda

Tenía yo una compañera que decía que vivimos en un tiempo en el que todos los días es el día de algo y llevaba razón. Basta echar un vistazo al calendario para darse cuenta. Cada día se celebra una ocasión más o menos importante. Claro está que el afectado en cuestión cree que el suyo es el más necesario y el más justo. Hoy se celebra el Día Internacional del Orgullo Gay y en las principales capitales de Europa la bandera arco iris ha tomado las calles y con ella miles de lesbianas, gais, transexuales y bisexuales, acompañados de otros muchos heterosexuales que cada año se unen a ellos para celebrar su ‘visibilidad’.
Durante años, he podido comprobar que esa palabra que tan bien queda en titulares y declaraciones sigue siendo un mito en muchos lugares del mundo y por supuesto de nuestra España profunda. Al menos el resto de los 364 días del año porque hoy sí, hoy sí se puede salir a la calle y disfrazarse de lo que a cada uno le plazca para hacer gala de la identidad sexual de cada cual.
Tal vez por eso la efeméride es tan necesaria. Porque como si se tratara de celebrar el año nuevo, el cumpleaños o el triunfo de tu equipo en el Mundial, por unas horas todo vale y podemos encontrarnos al compañero más tímido y educado de la oficina vestido de Conchita, la inquietante mujer barbuda que ha triunfado este año en Eurovisión.
Lo que no tengo tan claro es si eso servirá después para que se sienta más cómodo o más incómodo en el trabajo, o en cualquier caso más libre. Está muy bien que por un día haya tenido la oportunidad de gritarle al mundo hasta quedarse afónico quién es o quién le gustaría ser. Yo creo que todos conocemos a alguien que habría dado lo que fuera por tener esa posibilidad una vez al año y no tener que vivir siempre escondido y relegado en una sociedad que ni tan siquiera les concedía antes a estas personas el derecho a existir, aunque existieran.
Sin embargo, después de tanto avanzar y de tantos armarios abiertos, me parece extraño tanto exceso en una sola jornada para compensar tanta represión el resto del tiempo, tanta oscuridad llena de polillas que sigue presente en muchas vidas, en muchos casos en las más inesperadas.
Y no puedo evitar pensar que igual que sucede con el día de la Mujer, la verdadera igualdad sólo llegara cuándo no haga falta tener una determinada fecha en el calendario para recordárnosla. Y cuándo no haga falta que nadie confiese su ‘identidad’ para ‘normalizar’ nada, porque que me digan a mí cuántos heterosexuales han tenido que hacerlo alguna vez.
A lo peor, todavía en estos tiempos, hace falta esta jornada de armarios abiertos, sobre todo en ciudades más tradicionales o con un poso católico más palpable, como Dublín, por ejemplo. Ver a miles de personas recorrer a cara descubierta, en la mayoría de los casos, sus calles a plena luz del día y celebrar después hasta que el cuerpo aguante el día del arco iris en el Merrion Square Garden no deja de ser emocionante. Ojalá que algún día tengan que explicarles a sus nietos o con suerte a sus hijos lo que significaba para ellos un día como hoy. Entonces y sólo entonces habrán dejado de ser invisibles los demás días de sus vidas.

ImagenImagenImagen

28 de junio de 2014

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Desde esta ‘torre de marfil’, como Juan Ramón Jiménez, invito a la reflexión de esa parte de la actualidad que nunca verás en grandes titulares. Desde la distancia, crítica y políticamente incorrecta, siempre alerta pese al vértigo.

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar