twitter facebook google+
Aquella puerta que yo pensé que cerraba en el San Juan de 2013 nunca se cerrará del todo. Quedan las experiencias, el aprendizaje, los amigos, las risas, el vértigo, los miedos...

Ayer hizo un año que cerré una puerta muy importante en mi vida. 365 días. Cada uno de ellos llenos de titulares de primera, de noticias más pequeñas y hasta de breves. Acontecimientos que han tenido lugar en este mundo loco en que vivimos, en España y hasta dentro de mí misma que han hecho que la realidad, tal y como yo la conocía, ya no sea la misma.
Hoy se ha muerto Ana María Matute, para mí una de las mejores escritoras en castellano de todos los tiempos. La ‘niña de los cabellos blancos’, como la llamaban en un imprescindible documental que emitió el año pasado La 2 de Televisión Española, ha cerrado sus ojos curiosos para siempre y con ella se va parte importante de la historia de la literatura en nuestro país y una de mis heroínas.
La autora de ‘Olvidado Rey Gudú’ me enseñó hace mucho tiempo que las mujeres también pueden ser protagonistas de grandes obras. Su reina Ardid, niña primero y después mujer, es uno de los personajes más curiosos y hermosos que me he encontrado a lo largo de mi vida. Lejos del almibarado dulzor de las princesas Disney, aquella chiquilla que tenía en los ojos rayos de luz de luna, dura y maquiavélica cuando tocaba, es en sí misma una metáfora perfecta del papel que muchas mujeres han tenido y tienen en la Historia: siempre presentes, imprescindibles, pero en segundo plano por decreto.
Ahora que tan presentes tenemos a otras reinas, tan necesarias también, discretas e intachables, Ardid es un homenaje a todas esas mujeres. Matute, a lo largo de su vida y con su extensa obra, no ha dejado de poner en valor el papel femenino, siempre secundario en una España que todavía piensa que la igualdad se consigue a golpe de leyes o con efemérides ñoñas. Valiente y desgarrada, su propia vida es un manifiesto de rebeldía e individualismo. Y con su ausencia, este mundo es un lugar un poco más cobarde.
Nos queda su maravillosa obra, sus premios, sus entrevistas. Nuestras vidas tienen una banda sonora, canciones que evocan momentos, lugares, personas y en mi caso, olores. Para mí, los libros tienen el mismo efecto y los de Ana María Matute tienen un lugar importante en mi existencia, en especial en este último año.
Siempre he pensado que la famosa teoría de los vasos comunicantes tiene una aplicación sociológica importante para los seres humanos. Las etapas, los momentos de nuestra existencia están contenidos en espacios, en habitaciones que tienen puertas y ventanas y que de alguna manera van construyendo nuestra historia como si fuera una casa. Pues bien, esos espacios pueden o no comunicarse, porque a veces, cuando cerramos una de esas puertas lo hacemos para siempre y tiramos con toda la intención la llave al mar… o a dónde sea; pero otras veces dejamos la puerta entreabierta y en otros casos, de par en par, porque queremos que la esencia de esa época de nuestra vida contagie todo lo demás y lo empape.
Aquella puerta que yo pensé que cerraba en el San Juan de 2013 nunca se cerrará del todo. Quedan las experiencias, el aprendizaje, los amigos, las risas, el vértigo, los miedos, los triunfos, las decepciones, los titulares de primera y los breves… Y la reina Ardid que me enseñó que las mujeres pueden gobernar reinos sin levantar la voz con la tenacidad de una voluntad aparentemente frágil, pero inquebrantable.

25 de junio de 2014

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Desde esta ‘torre de marfil’, como Juan Ramón Jiménez, invito a la reflexión de esa parte de la actualidad que nunca verás en grandes titulares. Desde la distancia, crítica y políticamente incorrecta, siempre alerta pese al vértigo.

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar