twitter facebook google+
Somos un país de hipócritas y envidiosos y en vez de analizar el problema de fondo nos quedamos en el chiste fácil y en la descalificación cobarde

No hay cosa que más nos guste en este país nuestro que criticar al prójimo. Estamos ‘a la que salta’ esperando un descuido, una metedura de pata, un traspié…para tirarnos al cuello del que sea que vaya a convertirse en el objeto de las más crudas críticas. Este deporte tan nacional alcanza dimensiones de ‘champions league’ cuando ‘la víctima’ en cuestión es además mujer y  famosa. Y todo por envidia, así de claro. Porque nos repatea que la gente guapa triunfe y nos alegramos de sus desgracias.

En los últimos días, hemos asistido al ‘despellejamiento’ colectivo de Uma Thurman. Una foto de la actriz en la presentación de su nuevo trabajo The Slap, la nueva miniserie de la NBC que protagoniza junto a Peter Sarsgaard, Thandie Newton, Zachary Quinto, Brian Cox, Melissa George, Mekenzie Leigh y Lucas Hedges,  ha desatado una polémica viral acerca de una supuesta intervención quirúrgica que habría alterado el rostro de  la conocida protagonista de Kill Bill hasta hacerlo prácticamente irreconocible. Lo que yo me planteo es: ¿Y qué?¿Cuál es el escándalo? ¿A quién le importa lo que ella haga? Que diría Alaska.

La verdad es que somos unos hipócritas. Vivimos en una sociedad en la que la cirugía plástica mueve millones de euros y forma parte de nuestra cotidianeidad. En España se realizaron 65.000 operaciones de cirugía estética en 2013 que supusieron una facturación de 304 millones de euros. No en vano, ocupamos el puesto 13 en el mapa mundi de los países donde se recurre al quirófano para corregir los ‘errores’ de la genética o del paso del tiempo, aunque todavía estamos lejos de otros como Brasil o Estados Unidos, que siguen batiendo récords. ¿Pero cómo vamos a dejar de hacer una gracieta ante una víctima fácil?

Los retoques faciales, con ejemplos tan mediáticos como el de la actual reina de España,  están a la orden del día y existen ‘circos televisivos’ como Sálvame, donde estuvieron ‘cebando’ durante semanas la reaparición de Belén Esteban tras someterse a una intervención de esta naturaleza. Y el día en el que la ‘princesa del pueblo’ presentó en sociedad su nuevo rostro Telecinco cosechó datos de audiencia históricos.

Pues bien, en este contexto, de pronto que una actriz de 44 años, con una carrera de más de dos décadas a sus espaldas en las que ha cosechado numerosos premios, decida retocarse hace que la gente se rasgue las vestiduras y se dedique a decir ‘sapos y culebras’ sobre el cambio. Insisto, somos un país de hipócritas y envidiosos y en vez de analizar el problema de fondo nos quedamos en el chiste fácil y en la descalificación cobarde, amparada y alimentada por la viralidad de las redes sociales.

No creo que ninguna persona, hombre o mujer, se someta a la tiranía del bisturí por gusto. Supongo que lo hacen por la presión de la industria en la que trabajan y la superficialidad de la sociedad en la que nos ha tocado vivir. Es bien sabido que en Hollywood tienen cabida pocas mujeres maduras, con la salvedad de ‘vacas sagradas’ como Meryl Streep , Judi Dench o Helen Mirren, que son las únicas que trabajan pese a las arrugas.

Y es que, una vez más, el rasero con el que se mide el aspecto y el talento en este caso es distinto para el hombre y para la mujer. El tiempo no pasa igual, al parecer para Uma y para George Clooney (54 años), Johnny Deep o Brad Pitt (ambos tienen 52) que pese a ser todos mayores que ella encabezan la lista de los actores más atractivos . Si miramos la lista de las más bellas , la cosa cambia: Scarlett  Johansson (30 años), Megan Fox (28) y Emma Watson (24 años) son las más votadas.

Pero además está el tema del trabajo. La cartelera está llena de  actores maduros: Richard Gere, Pierce Brosnan, Lian Neeson, Bruce Willis, que peinan canas y no por ello han dejado de protagonizar guiones para la gran pantalla. Si eres mujer…la película, nunca mejor dicho, es bien distinta. No hay tantos papeles interesantes para señoras maduras en el cine comercial y el hueco entre protagonizar ‘la chica’ y la ‘abuela’ es un vacío tan enorme que imagino debe ser aterrador para la mayoría de las actrices.

De ahí que muchas, y podríamos nombrar puñados: Reneé Zellweger: Nicole Kidman, Catherine Zeta Jones, Demi Moore y ahora Uma Thurman se decidan a pasar por el quirófano para intentar ‘camuflar’ el efecto de los años. Porque superados los cuarenta todas ellas lo tienen más difícil para trabajar y la fama crea adicción, es lo que tiene.

En cualquier caso, someterse a una operación y luego ‘dar la cara’ ante el público requiere una gran dosis de valentía, de una clase que los hombres a veces creo que desconocen. Uma apareció ante las cámaras el otro día, además, con bastante menos maquillaje   que en otras ocasiones, una cuestión que muchos dicen condicionó también su impactante cambio de imagen.

Su coraje le ha servido para convertirse en ‘trending topic’ curiosamente en España, pese a que es conocida a nivel mundial, ¿por qué será?, debido a los chistes y las bromas que se han hecho sobre su aspecto.

Debería daros vergüenza a todos y cada uno de vosotros. A los que nunca os habéis sentido juzgados ni valorados sólo por vuestro aspecto. A todos los que trabajáis gracias a vuestra valía y formación y no por vuestra imagen. Quizás por eso os sentís libres de insultar y desprestigiar a una actriz consagrada por tomar una decisión que es humana, entendible y muy muy personal. Uma felicidades por dar la cara. No todos pueden decir lo mismo.

11 de febrero de 2015

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Desde esta ‘torre de marfil’, como Juan Ramón Jiménez, invito a la reflexión de esa parte de la actualidad que nunca verás en grandes titulares. Desde la distancia, crítica y políticamente incorrecta, siempre alerta pese al vértigo.

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar