twitter facebook google+
Cómico por los cuatro costados, pero advierte: “Si tú conoces en una cena a un fontanero no le pides que te arregle un grifo, pues yo lo mismo con los chistes”
6 de septiembre de 2014
alexodogherty

Alex O’Dogherty en plena acción

Cómico por los cuatro costados, pero advierte: “Si tú conoces en una cena a un fontanero no le pides que te arregle un grifo, pues yo lo mismo con los chistes”. Saltó a la fama con el personaje de Arturo Cañas en la serie de humor Camera Café, donde interpretaba al chófer del presidente de la empresa. Él mismo asegura que ese papel televisivo marcó un antes y un después en su vida. También arrancó carcajadas al público durante varios años con su obra ‘Y tú, ¿de qué te ríes?’.

Viene de la tierra donde nació la libertad de expresión, y eso deja huella. Alex O’Dogherty (San Fernando, Cádiz, 1973) no tiene pelos en la lengua a la hora de decir lo que piensa. Artista polifacético con raíces irlandesas (su familia emigró a tierras gaditanas a principios del XIX, de ahí su apellido y su pinta de ‘guiri’), dice que tener acento andaluz es un problema “si sólo tienes ese acento”.

Ahora está inmerso en el espectáculo The Hole 2 (el agujero), la segunda parte de un proyecto que inició con Paco León. Hace de maestro de ceremonias y su estética rinde homenaje a la revista española de la Transición. Atiende a Linkterna desde Valladolid, donde toca función esta semana. Lleva más de 500, pero afirma que es imposible caer en la monotonía: “Nunca había estado en un espectáculo así ni trabajado con artistas tan alucinantes. Esto iba a durar un mes y ya vamos por el cuarto año”.

Una bucea en el currículum de Alex O’Dogherty y se da cuenta de que ha tenido papeles pequeños en infinidad de películas y series muy diversas: de Lobo y AzulOscuroCasiNegro a Alatriste y Mortadelo y Filemón, y de Muchachada Nui a Sin tetas no hay paraíso, Aquí no hay quien viva, Ana y los 7… Por citar sólo algunos ejemplos. Alex O’Dogherty siempre está presente, para el personaje que sea.

He tenido la suerte de que me han ido llamando para papeles pequeños y otros más grandes. Aún sigo en el camino, no es que haya llegado todavía a ningún sitio pero hemos conseguido cosas. Así se hace una carrera poco a poco.

¿El protagonismo de su personaje en The Hole viene a ser la recompensa?

Yo he hecho otros protagonistas que no se han visto. Pero ahora se dan las dos cosas: un espectáculo con mucho éxito y con un papel más protagonista.

¿Qué hace falta en España para triunfar en el mundo de espectáculo?

La suerte es un factor con el que tienes que contar. Pero la clave es hacer bien los castings. Aquí afortunadamente hay mucha materia prima para hacer las cosas muy bien. Hay que hacerlo con honestidad, dándolo todo, que la gente eso lo aprecia.

Una de las ‘ventajas’ de la crisis es que la gente ha tenido que exprimirse aún más la cabeza”

¿El talento se valora de forma justa en España?

Por supuesto. En España y en cualquier lado. La gente que va a cualquier sitio y ve talento, lo valora y luego lo recomienda, que es lo fundamental. Una de las ‘ventajas’ de la crisis es que la gente ha tenido que exprimirse aún más la cabeza. Ahora se están haciendo cosas muchos mejores. Pero éste es un trabajo que te tienes que ir ganando poco a poco. No por hacerlo bien ya vas a tener mucho público.

¿Algún papel que le haya marcado de verdad?

Camera Café marcó un antes y un después en mi vida. Doctor Mateo también (aquí era el policía del pueblo). Dos papeles totalmente opuestos pero que hicieron que toda mi vida cambiara. Recuerdo también el papel de maltratador en ‘María la portuguesa’. Ahora acabo de rodar una película con Gracia Querejeta en Tenerife, se llama ‘Felices 140’, un drama. Y muy contento de poder hacer ese tipo de cosas.

Camera Café marcó un antes y un después en mi vida”

Tiene muy buenos recuerdos de Factor Pilgrim, su primera película, que incluso le costó dinero.

Fue una experiencia única. Nos fuimos todos a Londres y nos gastamos todo lo que teníamos. Salió bien. Una película entrañable.

A veces es necesario apostar por proyectos no rentables.

Pero tampoco hay que hacerlo siempre porque si no se piensa que no hay que pagar por trabajar…

Su trabajo consiste en hacer reír a la gente. Pero, ¿qué hay detrás de la careta?

No soy la alegría de la huerta, ni el centro de la fiesta ni mucho menos. Mi necesidad de hacer reír la cubro en el escenario. Mi vida no es triste, pero tengo mis momentos chungos como todo el mundo. Me considero más serio que otra cosa. Soy una persona que me dedico más a escuchar que a hablar, luego ya en el escenario hablo todo lo que tengo que hablar. Me gusta observar todo lo que me rodea porque también de eso me nutro.

No soy la alegría de la huerta, ni el centro de la fiesta ni mucho menos”

¿No le piden que cuente chistes?

Si tú conoces en una cena a un fontanero no le pides que te arregle un grifo, pues yo lo mismo con los chistes.

¿Cuáles son sus referentes artísticos?

Admiro a mucha gente: los hermanos Marx, los Monty Python, Les Luthiers… Y sin salir de aquí hay muchos cómicos que me causan mucha admiración, como Faemino y Cansado o Joaquín Reyes. Y admiro muchísimo a otros payasos que no son conocidos, gente que te hace reír, llorar, que te sorprende, que te toca cuatro o cinco instrumentos, que hace malabares…

En este sentido, su experiencia en Payasos Sin Fronteras sí que le cambió la vida.

Era muy joven, pero nos cambió la vida a todos. Estuvimos en el Sáhara, Palestina y Sarajevo. Conocí a payasos maravillosos. Y nos dimos cuenta de que tenemos muchas tonterías.

El IVA, Montoro, Podemos…

Hablemos de la actualidad política y social. Dice que hay que entrar en el agujero para saber salir de él… ¿España y su cultura están así?

La cultura ahora mismo está bastante sometida. Hay muchísimas dificultades sobre todo para la gente que empieza y los que tienen pocos recursos, les están ahogando. Hay gente que lo hace muy bien y no tiene la oportunidad porque solamente con el impuesto del IVA (el 21%) se hace materialmente imposible. Con lo que sacas de la taquilla tienes que repartir entre el teatro, los autores, los empleados… más el IVA. Al final te sale a pagar. Hay muchas empresas pequeñas que han tenido que cerrar y es una pena porque se le están cerrando las posibilidades. Pero lo que está claro es que hay gente con mucho talento que no se va a parar ahí. Yo no me voy a parar ahí. Quiero pensar que lo peor ha pasado ya.

Aseguraste que Montoro debía entrar en el agujero.

(Risas) Si quisiera venir, yo le pagaba la entrada, no tendría ningún problema.

¿Dónde se interpreta más: fuera o dentro del mundo artístico?

La falsedad está a la orden del día. Todos al fin y al cabo tenemos un papel y lo desempeñamos en la medida de nuestras posibilidades. Allá cada una con su forma de ver la vida. Hay gente que interpreta todo el tiempo, pero hay también hay gente buena, tampoco hay que ser muy radical.

¿A qué político nominarías como mejor actor?

Esa pregunta es muy difícil porque hay mucha competencia

¿Y mejor ilusionista?

(Se lo piensa mucho…) Ilusionista es crear ilusión, y no creo que haya ningún político que cree ilusión ahora mismo.

¿Crees que la realidad está superando a la ficción?

Quién iba a pensar que esto iba a ser así… Afortunadamente estamos saliendo adelante, pero quién iba a pensar que estuviéramos gobernados por semejantes mangantes, que nos siguen robando y la gente les sigue votando, cosa que me sorprende cada día más.

Quién iba a pensar que estábamos gobernados por semejantes mangantes”

¿Hay más payasos fuera o dentro de la televisión?

Para mí payaso no es un insulto ni lo ha sido nunca. No voy a honrar a ningún político llamándole payaso porque no se lo merece. Un payaso es una palabra muy grande que para recibirla uno se la tiene que ganar. Si quieres insultar a alguien llámale político, o llámale ministro.

¿Ya sabe a quién va a votar?

No a ciencia cierta, pero sé a quién no voy a votar.

Pregunta obligada: ¿qué opina de Podemos?

­­Me parece que si ha habido alguien que haya podido crear cierta ilusión han sido ellos. Yo no sabía nada de Podemos hasta que no empecé a escuchar a los otros partidos criticándolos tan salvajemente. Y si han empezado a criticarlos de esa manera, con esos ataques tan sacados de la manga, creo que es porque les tienen mucho miedo. Y en cierto modo me parece muy bien: si algo le tengo que atribuir a Podemos es que haya hecho reaccionar a los demás, que se les haya visto el miedo. No sé si votaré a Podemos o no, pero desde luego me alegro que haya conseguido que el bipartidismo o la comodidad de los partidos políticos se vea amenazada. Me parece tan escandalosa la manera en que los han atacado que me parece que les han hecho una publicidad impagable. Y gratis.

¿Qué piensa de Rajoy?

No es santo de mi devoción. No me siento muy representado ni con sus ideas ni con su forma de hacer las cosas. Pero es el presidente que más han votado los españoles y lo tenemos que aceptar. De momento.

Sobre la llamada ‘Ley Mordaza’ (Ley de Seguridad Ciudadana), manifestó que “ya no se puede insultar a un policía”. ¿Cómo valora el efecto de esta ley?

Si no puedes expresar libremente tus ideas, entonces ya… Estas leyes que se están creando ahora para que la gente no pueda ni siquiera protestar me parecen casi dictatoriales. Es una manera de tener al pueblo callado, de acojonar a la gente. Quieren la política del miedo para hacer luego lo que les dé la gana. Y no lo podemos permitir. Nosotros somos los que tenemos el poder en realidad, que es lo que la gente no sabe. El poder lo tiene la gente, nosotros se lo damos a ellos, confiamos en ellos para que ellos hagan, pero no lo que les dé la gana. Y ahora vienen con esta ley electoral tan terrible (la reforma para que los alcaldes sean los candidatos de la lista más votada) precisamente porque están acojonados viendo la que se les viene encima.

La capacidad que tiene este país para reírse me parece fundamental”

¿España es un país conformista que encuentra en el humor su vía de escape?

No me gusta relacionar una cosa con la otra. Cierto que como nos dejemos engañar o nos aborreguemos, evidentemente acabamos por inercia aceptando todo lo que nos impongan. Por otro lado está el sentido del humor, que me parece que nadie lo tiene y una de las mejores cualidades de este pueblo. Poder reírnos de todo y de nosotros mismos me parece lo más sano y lo mejor. La capacidad que tiene este país de reírse de las cosas me parece fundamental. Es lo que más valoro. ¿Conformistas? Quiero pensar que no.

¿Cree que la cultura siempre debe ser guerrillera?

No necesariamente. Me parece que la cultura es muy amplia y puede haber de todo. Si hay quien quiere usar su posición para reivindicar me parece guay. Pero tiene que haber teatro para pensar, para divertirse, para reivindicar… Para todo. La cultura no está obligada a eso. Y los artistas no están obligados a marcarse políticamente, sería injusto.



Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-content/plugins/microkids-related-posts/microkids-related-posts.php on line 858

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Lo más:
mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar