twitter facebook google+
Misionero durante años, Chema Caballero habla del papel del primer mundo, la Iglesia, las oenegés o los medios de comunicación en el continente negro
26 de noviembre de 2014
Chema Caballero, acompañado de la activista Caddy Adzuba :: ONG DYES

Chema Caballero, acompañado de la activista Caddy Adzuba :: ONG DYES

Chema Caballero reconoce con orgullo que sufre lo que se conoce como ‘el mal de África’, una especie de ‘adicción’ que le une a él como un cordón umbilical pese a que dejara de ser su lugar de residencia en el año 2010. Durante dos décadas vivió allí y desarrolló una importante labor al frente del programa de rehabilitación de niños soldados de los Misioneros Javerianos en Sierra Leona. Ordenado sacerdote en 1995, en 2011 dejó de ejercer, aunque continúa al frente de iniciativas humanitarias. En la actualidad, es coordinador de la oenegé DYES (Desarrollo y Educación Solidaria) que sigue trabajando en esta zona y en otros países africanos como Costa de Marfil y Chad. En el contexto actual en el que la crisis económica impone el ritmo de la actualidad, este extremeño habla sobre el papel del primer mundo, la Iglesia, las oenegés o los medios de comunicación en el continente negro, desde el conocimiento y el compromiso. Sin miedo.

Usted llegó a Sierra Leona en 1992, con la guerra recién comenzada. Tenía una formación académica sólida y sabía idiomas, pero ¿estaba preparado para lo que se encontró allí?
Por supuesto que no. Tuve que desnudarme de todo ‘mi saber’ y empezar de nuevo, como un niño pequeño. Desde aprender el idioma local a todo lo demás. Después de tantos años, sigo sin enterarme de la mitad de las cosas. Por eso, en todos los proyectos que he dirigido todos los trabajadores eran sierraleoneses.

¿Vivió con la sensación de que el primer mundo miraba para otro lado?
El primer mundo está detrás de los problemas africanos y luego solo interviene cuando eso le aporta un beneficio.

Se podría entrar en la discusión de si los cochazos, casas, modo de vida de la mayoría de los cooperantes no son también una contradicción”

Llegó a África como religioso, igual que miles de hombres blancos, ¿cuál es el papel de la Iglesia como institución allí? ¿qué sentido tiene la riqueza del Vaticano al compararla con la pobreza que se vive en África?
Creo que la Iglesia en África se ha caracterizado por una labor muy clara de promoción del ser humano, desde el principio ha implantado escuelas, hospitales… Miles de hombres y mujeres han dedicado su vida a ofrecer oportunidades para lograr una vida mejor a los africanos y africanas. Puede ser criticable en muchos aspectos, también en el de la riqueza. Pero ahí también se podría entrar en la discusión de si los cochazos, casas, modo de vida de la mayoría de los cooperantes de ONG y Organismos internacionales no son también una contradicción. No solo la Iglesia presenta esta dicotomía. Yo, como tantísima otra gente en la Iglesia, no me identifico con ese ‘estilo vaticano’ y llevamos años luchando para que las cosas sean distintas.

Dicen quienes le conocen que fueron las trabas y las envidias de sus superiores las que le expulsaron de la vida religiosa en 2011, ¿es verdad?
Prefiero no comentar asuntos personales.

Hay una expresión inglesa que dice que es fácil sacar al hombre, en este caso de África, pero que es difícil sacar a África del hombre ¿cuál es su relación actual con el continente negro?
Es lo que algunos llaman el mal de África. Este es un continente que te atrapa y te envuelve y no te deja escapar. Por eso mismo, ahora yo sigo viajando bastante por el continente, en los últimos meses he estado, por ejemplo, en Sudán del Sur y Burkina Faso viendo proyectos de diversas ONG y conociendo esos dos país. Además, tengo la suerte de poder participar en el blog África no es un país, de El País, en la sección Planeta Futuro del mismo diario y en el blog Bajo el mango de Mundo Negro Digital y desde esas plataformas intentar difundir una visión diversa de la que tenemos en España sobre África y sus gentes reflejando los logros, avances, artes, literatura, música… no solo las cosas negativas a las que nos tienen acostumbrados los medios de comunicación de nuestro país.

Los pobres se enfrentan al mismo desprecio en todas las partes del mundo”

Su vuelta a España ha coincidido con una de las peores crisis económica y social de la actual democracia, ¿cómo se ve la situación de nuestro país a través de una mirada que ha visto tanta miseria durante tantos años?
La conclusión es que los pobres se enfrentan al mismo desprecio en todas las partes del mundo. La crisis ha servido de excusa para borrar ayudas y suprimir oportunidades, lo cual ha conducido a que la sociedad española esté en este momento caracterizada por una gran desigualdad, lo mismo que sucede en tantos países africanos.

Ha dicho alguna vez que África es la consecuencia de lo que pasa en Europa, ¿por qué?
Las causas de los males de África están en Occidente que es el que ansía las materias primas del continente y no repara en medios para conseguirlo y eso pasa muchas veces por provocar, apoyar, sostener… guerras, revoluciones, imponer gobernantes amigos…

¿Cree que más de un político debería vivir allí un tiempo, para saber lo que pasa de verdad y someterse a una cura de humildad?
Bastaría con que los medios de comunicación presentasen la verdad sobre África y nuestra sociedad estuviera realmente informada para que las cosas pudieran ser distintas.



Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-content/plugins/microkids-related-posts/microkids-related-posts.php on line 858

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Otras noticias
Miles de pequeños viven en Centros de Menores, provenientes en su mayoría de familias desestructuradas. Más allá de la adopción o la acogida, existen nuevas figuras para apoyarles como 'la familia colaboradora', que trata de ayudarles a encontrar un nuevo rumbo
Chema Caballero, coordinador de la oenegé DYES, vivió dos décadas en África y sigue de cerca la evolución de la enfermedad en los países afectados
Lo más:
mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar