twitter facebook google+
Por muy vergonzoso que sea, cada uno puede escandalizarse con lo que quiera, ese pudor no puede marcar la ley. Señores, la ficción es eso, ficción

El escándalo es legítimo, cada uno sabrá dónde tiene sus límites. Lo que parece claro es que un asesinato debería escandalizar más que un chiste inadecuado, por muy negro que sea; o que un partido político esté imputado por destrucción de pruebas informáticas en un caso judicial debiera alborotar más que el cambio en la organización de una cabalgata de reyes o de su vestuario. Pero parece que hay una gran parte de esta sociedad que no lo ve así. Y por eso, hay más manos a la cabeza por que se cuele una obra de teatro completamente desacertada en la programación infantil que por la detención de los titiriteros que desarrollan esa representación.

La obra de títeres en el barrio de Tetuán para el carnaval dentro de la programación infantil tenía un contenido que obviamente no era para niños: de contenido satírico, se llama ‘La Bruja y Don Cristóbal’ y representa, entre otras, el ahorcamiento de un juez, una violación, una monja muerta y, aquí viene la madre del cordero, un personaje muestra un cartel que rezaba ‘Gora Alka-Eta’. El objetivo de la obra es representar “la caza de brujas sufrida por determinadas personas a lo largo de la historia y cómo han sido objeto de criminalización, represión y difamación. El cartel ‘Gora Alka-eta’ es colocado a la bruja para incriminarla”.

Sí señor, nada adecuado, inaceptable para un público infantil. Un error garrafal que se ha cobrado ya la cabeza de los responsable de la organización en el Ayuntamiento de Madrid y veremos si cae alguien más; perdón, no es que los hayan matado, que una ya no sabe, quiero decir que los han destituido.

El escándalo que produjo a ciertos padres que presenciaban la representación provocó denuncias y, aquí viene el quid de la cuestión, la detención de los dos tirititeros por enaltecimiento del terrorismo. ¡Metamos en la cárcel a todas aquellas autores que, en algún momento, han dibujado personajes que griten viva el terrorismo! Revisemos libros, películas, teatros… Que depongan todas las obras. En serio, ¿no vemos la gravedad?

Por muy vergonzoso que sea, cada uno puede escandalizarse con lo que quiera, ese pudor no puede marcar la ley. Señores, la ficción es eso, ficción. ¿No se les ocurren otros casos obscenos de verdaderos delitos que no acaban en prisión?

No hay enaltecimiento del terrorismo porque aparezca una pancarta entre los títeres, diga lo diga, ¡si encima en este caso es un juego de palabras!

Ante toda esta ridícula situación, sólo si tenemos las ganas de separar dos diferentes temas y no hacer un uso político o interesado, seremos capaces de entender de qué va todo esto. Dos ideas diferentes: por un lado, una metedura de pata descomunal en la programación del carnaval, por otro, el encarcelamiento de unos representantes teatrales. Son dos cosas diferentes: puede que a España le escandalice aún determinado humor, pero eso no puede justificar jamás que retrocedamos a un país en el que hay que tener mucho cuidado con lo que se dice, sobre todo, si no eres del bando adecuado.

El auto del juez lo ha publicado El Mundo. Pueden verlo aquí

8 de febrero de 2016

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Otra voz, otra mirada, otra idea. Una alternativa que te seduce, te indigna, que envidias o temes. Quizás te quite la razón, tal vez te la dé. Con argumentos. Sobre lo que importa. ¿Quién decía aquello de que la verdad consta de la suma de perspectivas? Siempre viene bien conocer la otra

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar