twitter facebook google+
Esto va de que los ciudadanos le han dado al Gobierno una mayoría absoluta. Y la ejercen como les da la gana y se acabó. Esta es la democracia de hoy. Y al que no le guste, que se aguante. Que se calle y que se quede tranquilo sin protestar

Que nadie dé lecciones de humanitarismo. Que el que quiera que todos los que vienen de África entren por la valla, que los acoja en su casa. ¡A ver esas direcciones! Ahí está el tío, ahí está el Ministro del Interior y de todas las vírgenes, Jorge Fernández Díaz, alto, claro y directoQué ya está bien con las críticas, oiga. Que ya está bien con tantos derechos para todos. Y, faltaría más, que ya está bien con eso de “las devoluciones en caliente”. ¿Es que no lo explicó cristalino en verano? Que no son devoluciones ni “en caliente, ni en frío, ni en templado”. Con tanto nombrajo absurdo. A ver, lo que está claro es que esa “pobre gente” no es de aquí y, sintiéndolo mucho, no cabe. Bastante tenemos encima.

Que en España somos muy humanitarios y ponemos las vallas y las cuchillas advirtiéndoles, pero nada, ellos se empeñan en saltar. Y cuando lo hacen la Guardia Civil no pega a nadie, sólo avisa a la policía marroquí y mira para este lado. Ya, si acaso, son ellos los que hacen lo que haya que hacer. Que no hay otra alternativa. Porque es muy fácil hablar desde despachos de leyes internacionales y de derechos fundamentales y relativos. “Que digan a cuántas personas están dispuestos a acoger y si no lo hacen, que se callen y den menos lecciones”. Claro que sí, señor Ministro, hable sin tapujos desde su sillón del norte de Marruecos.

Porque “una cosa es entrar y otra cosa es intentar entrar”, se marcó también ayer el diputado del PP Conrado Escobar para terminar el ‘no vinculante’ debate en el Congreso sobre la Ley de Seguridad Ciudadana. Porque, señores, esta idea de legalizar las expulsiones de los inmigrantes una vez pasan esa valla (que es completamente ilegal), se ha añadido a la que todos conocemos como Ley Mordaza. Toma ya. Como si no fuera suficientemente polémica y vergonzante la norma del silencio (que, por ejemplo, condena cualquier tipo de protesta y arrebata al ciudadano su capacidad de defensa frente a la voz del policía). Para rematar, se incluye esta enmienda.

Si el problema con los inmigrantes es que pasen la frontera, se inventan una tierra de nadie en la que no se aplica ley internacional ni derecho alguno y se mueve la frontera un poquito para allá otro para acá, (lea esta entrevista). Que esto no va sobre humanidad, ni sobre leyes, ni derechos. Tampoco sobre tener en frente a la oposición al completo: la ciudadanía, las ONGs, organizaciones europeas y, hasta un expreso malestar de la Iglesia. Que va. Esto va de que los ciudadanos le han dado al Gobierno una mayoría absoluta. Y la ejercen como les da la gana y se acabó. Esta es la democracia de hoy. Y al que no le guste, que se aguante. Que se calle y que se quede tranquilo sin protestar. Y si le dan pena los negritos de la valla, que se lleve uno a su casa y lo mantenga. Ahora es un buen momento, por Navidad.

12 de diciembre de 2014

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/22/d436681534/htdocs/linkterna/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405
Comentarios:
  • valentin comentó el 12 de diciembre de 2014 a las 14:56

espero que cuano lleguen las elecciones a nadie se le olvide todo esto.
todavia no nos han quitado el derecho a votar….todavia

Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Otra voz, otra mirada, otra idea. Una alternativa que te seduce, te indigna, que envidias o temes. Quizás te quite la razón, tal vez te la dé. Con argumentos. Sobre lo que importa. ¿Quién decía aquello de que la verdad consta de la suma de perspectivas? Siempre viene bien conocer la otra

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar