twitter facebook google+
¿Por qué no te importó cargar con ellos cuando estaban llenos, pesaban más y ocupaban más espacio? Y, sobre todo: ¿De verdad es este tu legado, lo que quieres que perdure de ti durante siglos en nuestra tierra?

Esta mañana, como otras muchas mañanas de lunes, voy paseando con mis perros hasta un paraje natural que hay a escasos kilómetros de casa. Es un lugar precioso, considerado de interés turístico y “por desgracia” con numerosas visitas semanales. Digo “por desgracia”, así entrecomillado, porque casi todas estas mañanas encuentro toda clase de basura esparcida por el suelo. Y de nuevo siento esa desagradable sensación, mezcla de preocupación, indignación e impotencia, que me acompañará gran parte del día.

Me preocupa la falta de valores que inculcamos a nuestros hijos, me preocupa la contaminación de nuestra tierra. ¿Saben que el papel tarda un año en desaparecer, las latas 10 años, los tetrabricks 30 años, el plástico entre 150 y 300 años, y que el vidrio perdura para siempre? Me preocupa que demos tanta importancia y dediquemos horas a discutir sobre temas sobre los que poco podemos influir y, en cambio, tan poco tiempo a este tema tan importante, en el que poniendo cada uno un poco de nuestra parte todo sería diferente.

Estoy tan indignado que me parece poco castigar a quien arroje basura haciéndole pagar una multa y limpiar toda la zona que ha ensuciado. Lo que realmente me gustaría es poder colocar toda esa basura debajo de las almohadas de sus camas.

Me produce impotencia haber organizado varias campañas de limpieza en mi municipio, con poca participación ciudadana, dicho sea de paso, y haber recogido cantidades enormes de basura, para que al poco tiempo todo vuelva a estar igual. En mi frustración, me gustaría preguntar a estos individuos que arrojan basura a nuestro campo: ¿Qué te cuesta cargar con los envases vacíos? ¿Por qué no te importó cargar con ellos cuando estaban llenos, pesaban más y ocupaban más espacio? Y, sobre todo: ¿De verdad es este tu legado, lo que quieres que perdure de ti durante siglos en nuestra tierra?

Pablo Ruiz de Villegas
18 de octubre de 2018
Dejar un comentario:


mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar