twitter facebook google+
Son cómplices de un sistema que está destrozando cada vez más a la clase obrera, esa con la que tanto se identificaban, ¿lo recuerdan?

Me contaba el otro día una compañera de profesión que el PSOE de una localidad de mediana población quiso contratarla. Bueno, contratarla… Le ofrecían que se hiciera autónoma para cobrar 800 euros al mes, los cuales se quedaban en 550 restándole todos los impuestos. Y le pedían disponibilidad total de lunes a domingo. Sin vacaciones y sin opción a ponerse mala, claro. Porque aunque el eufemismo sea ‘emprendedor’, ser autónomo implica que el descanso no está garantizado. Ofensivo e indigno, ¿verdad? Pues esa era la oferta de esta agrupación socialista compuesta por políticos con sueldos y coches de primer nivel. Es sólo un ejemplo, pero muy útil para entender por qué el PSOE está en su peor momento.

A los socialistas se les llena la boca hablando de libertad de expresión y de que ‘sin periodistas no hay democracia’. Pues ya ven las condiciones que les ofrecen a algunos. Esos mismos políticos son los que acusan al Gobierno de Rajoy y al PP en general de haber creado una nueva clase social: el trabajador pobre. Hipocresía, y mucha. Porque son cómplices de un sistema que está destrozando cada vez más a la clase obrera, esa con la que tanto se identificaban, ¿lo recuerdan?

Pero bueno, ellos están a lo suyo. Pensando en las elecciones y en cómo volver a engañar a los ciudadanos para que les voten. Y aquí tenemos otro gran ejemplo: Susana Díaz. La candidata a presidir Andalucía para luego dar el salto a Madrid. Una estrategia que parece que tiene clara todo el mundo menos Pedro Sánchez, que sigue en su propia película repitiendo una y otra vez “que hay que trabajar mucho”.

Analicemos pues a Susana Díaz (puesta a dedo y sin haber ganado ninguna votación, que no se olvide). Observando los gestos, la sensación que una se lleva es que ha pactado con IU adelantar las elecciones. El plan es: simulamos que nos peleamos y así tenemos excusa para celebrar antes los comicios andaluces con el fin de parar el ascenso de Podemos. Y luego ya nosotros dos volvemos a ponernos de acuerdo. Lo que pasa es que el otro día la encuesta que publicaba El Español reflejaba que Díaz estaría obligada a pactar con Podemos, que supera con creces a IU, o con el PP. Así que lo mismo la candidata nos sorprende con esta última opción, porque el acercamiento PSOE-PP, en general, es cada vez más evidente. Ya lo dijo López de Uralde, líder de EQUO, en una entrevista con Linkterna este verano: “Es más factible un acuerdo PSOE-PP a que el PSOE pacte con la izquierda”. Él se refería a nivel nacional, pero teniendo en cuenta cuál es la meta de Susana, no parece descabellado pensar que Andalucía pueda ser el experimento.

A lo mejor los socialistas se deberían parar un poco y pensar. La encuesta de ayer del CIS sitúa a Podemos ya por encima de ellos. Y Pablo Iglesias deja muy claro cada vez que puede que su enemigo es el PP, pero simplemente porque ningunea tanto al PSOE que no lo considera ni eso.

Así están las cosas en el Partido Socialista Obrero Español (vaya atrevimiento de nombre). Para entender quiénes eran y en qué se han convertido, les dejo esta copla del Carnaval de Cádiz. Una letra crítica y reivindicativa que refleja muy bien el desengaño. Escúchenla:

5 de febrero de 2015
Dejar un comentario:


Sobre mi blog:

Una visión rayana de la vida, una manera de acercar y contar lo que existe al otro lado de frontera, cualquiera que ésta sea. Llevar el periodismo al límite, el placer de caminar por el filo de la navaja...

mapaWeb quiénesSomos contacta avisoLegal síguenos: twitter facebook google+

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información X Cerrar